Vox Dei 'los 40 años de Jeremías Pies de Plomo'
Con un sonido de excelencia el mítico grupo rockero deleitó con un show impecable en el que pasó revista a lo mejor de su profusa discografía y contó con la presencia de invitados especiales.
 
   
 
photos by charly borja 2012 - Copyright ©
 

 

 

 

VOX DEI


en concierto


“Los 40 años de Jeremías Pies de Plomo”

 

Vox Dei

Willy Quiroga en bajo y voz
Carlos Gardellini en guitarra eléctrica
Simón Quiroga en batería


Invitados especiales
Gady Pampillon en guitarra eléctrica
Mariano Romano en guitarras acústica
Claudio Hernández en guitarra eléctrica
Martín López Camelo en saxos

Teatro SHA – Sala Principal - Sarmiento 2255 – Buenos Aires

 

 

De qué se trata?
Vox Dei festeja los 40 años de su disco “Jeremías Pies de Plomo”.

 

 

 

Carlos Gardellini y Willy Quiroga

 


La opinión de charly borja - junio 2012 Copyright ©


Con el convencimiento de don Willy Quiroga fundador de Vox Dei en que festejaría a todo trapo los 40 años de Jeremías Pies de Plomo, así como el año pasado festejaron también los 40 años de La Biblia quizás la obra cumbre del rock sinfónico no sólo argentino sino de hispanoamerica, lo hicieron nomás con una sala a full de seguidores de la banda en la que estuvieron no sólo los veteranos fans de siempre sino que también un numeroso grupo de jóvenes a quienes obviamente sus mayores le hicieron conocer lo bueno en rock argentino de todos los tiempos.

Ya de entrada el grupo atacó con todo su arsenal con el mismísimo tema “Jeremías Pies de Plomo” calentando desde el vamos aún más a la eufórica platea que reclamaba el comienzo del esperado show.

 

 

Simón Quiroga

Martín López Camelo

 

 

Y así Vox Dei recorrió todo el álbum festejado para comenzar luego con una revisión de las más preciadas piezas musicales del grupo, entre ellas nos regalaron con una maestría única en sus arreglos, temas de la emblemática La Biblia, y precisamente allí deslumbraron tanto Willy como su hijo Simón Quiroga (quien cada día está más aplomado en su batería) y Gardellini con su arsenal de efectos de guitarra encerrado en una parafernálica pedalera.


Un capítulo aparte fue el impecable sonido que presentó el show, siendo éste una de las preocupaciones máximas de Vox Dei, “que el grupo suene bien” y la verdad que sonó como los Dioses, hecho éste super-destacable, porque esta es una época en el que las bandas argentinas y también muchas extranjeras colocan un arsenal de amplificación tal que sale una “bola de sonido” que sólo agrega cantidad y no calidad a sus shows.

 

 

 

Carlos Gardellini

Carlos Gardellini y Claudio Hernández

Mariano Romano

Gady Pampillon

 

 


Vox Dei, dice estamos más vivos que nunca. Prenderse a ver un show de este mítico grupo es vivir una experiencia rockera única.