Roken
Debutó en el ámbito del festival verano porteño en la futura Ciudad Cultural Konex el nuevo trío electrónico cerati-etcheto-fresco.

 

 
   
  trilogía electrónica etcheto, cerati y fresco - fotografía charly borja.  

 

 

Roken trío de música electrónica integrado por Flavius Etcheto, Gustavo Cerati y Leandro Fresco.

Con una performance mediocre en lo creativo e innovador, debutó en la futura Ciudad Cultural Konex el trío electrónico “Roken”.

Da la sensación después de haber escuchado el 1º Show de este trío de notables, que uno tiene que quedarse con las ganas de más, el oyente exigente de música electrónica quiere que lo sorprendan con “algo nuevo”, con ese giro que haga que uno sienta la evolución hacia nuevos espacios de experimentación, porque de eso trata la música electrónica y todos sus proyectos musicales incluidos en ella.


Ocho años después de haber editado su, en ese entonces y aún hoy en día mismo, “sorprendente e impecable” proyecto electrónico con músicos chilenos “Plan V” don Gustavo Cerati detuvo su camino quedándose como inmóvil en un “pantano sin ideas brillantes”, es que el sonido de Roken, salvo algún que otro “sampler” inspirado, no nos dice gran cosa, dando la sensación de tratarse de temas para “background” de un “afterhour” cualquiera de los tantos que hay en la inmensa Buenos Aires, después de haber escuchado la música o los sonidos de Roken más se agranda aquella impresión que me deja cada vez que escucho el CD de “Plan V”.


Creo que quienes conocemos la vasta trayectoria de Gustavo Cerati podremos inferir que este Roken es sólo un “proyecto de probeta” catapulta a otro quizá mucho más elaborado. Flavius Etcheto siempre secundando a don Cerati aporta más desde sus teclados cuando éste presenta su “otro” proyecto rockero-electrónico como solista que arrastra a multitudes, que es el que en definitiva trasciende en el tiempo. Y el aporte de don Leandro Fresco, si es que le podríamos llamar aporte, no se hace notar, pues el producto terminado de estos 3 creativos no llega al punto ése de encontrar sonidos diferentes y realmente inspirados.
Visualmente fue un recital bien administrado lumínicamente.
Muchísima gente quiso saber qué mostraría Roken en escena, siguiendo el transcurso del recital y esperando algo más de esta banda, que amenizó muy bien, a los que por un rato estuvimos en el “lounge” bar ubicado a un lado del escenario, conversando un poco de esto y de aquello ambientando el lugar con su música.